¿Por qué las PyMEs industriales no invierten en sistemas de gestión de la producción?

Mejora de procesos: Para las PyMEs industriales es dificil encontrar la oferta adecuada

Se suele afirmar que las PyMEs argentinas son reticentes a invertir en tecnología de la información. Sin embargo diferentes estudios muestran que más del 70% de estas empresas cuenta con algún de sistema de gestión. De hecho en Argentina hay más de 400 empresas que ofrecen sistemas de este tipo, lo que demuestra que el mercado requiere estas tecnologías.
De todos modos, encuestas de firmas especializadas concluyen que menos del 40% de las PyMEs industriales cuentan con un sistema para gestionar sus producciones. ¿Acaso no necesitan un sistema que les permita realizar el seguimiento de pedidos a proveedores, saber el estado de sus órdenes de producción, planificar el consumo de sus materiales, medir la eficiencia en la utilización de recursos, disminuir los retrasos en las entregas a clientes, poseer los inventarios actualizados, o conocer sus costos?
Si el problema no es la reticencia a invertir ¿Por qué entonces es tan bajo el porcentaje de empresas que cuentan con soluciones de producción respecto a soluciones contables? El problema está en la oferta. Hoy en día, las empresas productivas que desean mejorar sus estándares de gestión de la producción, encuentran en el mercado soluciones enmarcadas en alguno de estos 3 grandes tipos: Sistemas enlatados, Sistemas worldclass y Desarrolladores.
Los Sistemas enlatados son generalmente nacionales y provenientes de la contabilidad. Fueron concebidos como un sistema universal que sirva para muchos, replicando los mismos procesos para todas las empresas. Sus precios son razonables (de $20.000 a $150.000) pero requieren mucha capacitación ya que la empresa tiene que adaptar parte de sus procesos al funcionamiento del sistema. El resultado es que los usuarios se enfrentan a pantallas llenas de funcionalidades que no utilizan, lo que los vuelve demasiado engorrosos y complica su adopción.
Los Sistemas worldclass, por su parte, son mayormente internacionales y están pensados por analistas de sistemas con una visión integral. Son muy completos, pero necesitan de personal muy especializado para realizar una implementación en cada caso particular. Sus precios (siempre superiores a los 60.000 dólares) resultan inaccesibles para las PyMEs.
Finalmente, aparecen las empresas de desarrollo y los programadores particulares que resultan convenientes para soluciones particulares en procesos específicos. Las soluciones integrales suelen ser costosas y no aseguran la continuidad que una empresa suele requerir para tener un mantenimiento disponible a lo largo del tiempo y la posibilidad de futuras ampliaciones.
En la actualidad ya no se concibe a la PyME como un ente aislado. La mayoría de ellas pertenece a una cadena productiva que le ejerce presión para mejorar su eficiencia, de modo que la cadena no pierda competitividad. En este entorno es aún más llamativa la baja tasa de adopción en sistemas de gestión de la producción. Esto refleja que las PyMEs industriales no encuentran en la oferta actual una solución capaz de resolver sus problemas de gestión, que se adapte a sus procesos por un precio accesible. Lo que muchas veces no se comprende es que dos empresas que producen lo mismo pueden tener formas diferentes de trabajar y gestionar sus producciones. Los precios de los sistemas que tienen la flexibilidad para adaptarse a esas particularidades son muy superiores a los que una PyME puede pagar.
Seguramente pronto se comiencen a ver los efectos de una nueva ola, con sistemas informáticos accesibles para las PyMEs industriales, con soluciones pensadas desde la ingeniería de procesos. Las implementaciones pasarán a ser lideradas por profesionales que pongan el foco en los procesos y no en el sistema. Estos implementadores tendrán un perfil más indicado para definir los indicadores que cada empresa necesita para obtener un mejor control y pueda así elevar sus niveles de gestión. Ya no se hablará de módulos sino de funcionalidades que permitan una mejor adaptación los procesos de las diferentes empresas. Y, sobre todo, se simplificarán las pantallas de modo de facilitar el uso para aquellos usuarios que no están acostumbrados a trabajar con estas tecnologías.

Pablo Altamira – Parsimotion – http://www.parsimotion.com

 

Otros articulos relacionados: 

* Gestión por Procesos. Leer aquí.

SistemasProcesos