Parsimotion: Simplificá el manejo de tu negocio

¿Por qué es importante saber la diferencia entre lo económico y lo financiero?

Lo económico y lo financiero son dos conceptos claves que todo empresario debería conocer. La mayor parte de las personas le escapan a estos temas y se pierden conocimiento realmente útil para manejar sus negocios.

Lo económico tiene que ver con las ganancias y pérdidas. Según la contabilidad, en el momento que entrego un producto es cuando debe computarse el ingreso y costo por esa mercadería en los resultados de la empresa. Los gastos, por su parte se deben “contabilizar” en el mes en el cual se usan/compran (Luz de enero en enero, Internet de marzo en marzo, insumos de oficina cuando los compro, etc.). Si, por ejemplo, en un mes entrego 3 productos que me habían costado $50 c/u a un precio de $150 c/u, ese mes tendré una ganancia de $300 independientemente de si cobre o no en el mes.

Lo financiero tiene que ver con cuándo se cobra lo vendido y cuándo se paga lo comprado, independientemente de cuándo haya ingresado o salido la mercadería. Es decir, solo tiene en cuenta cuándo entra o sale dinero de empresa.

Si cobro al entregar la mercadería, si pago el alquiler en el mes que se corresponde con el gasto, si compro útiles para la oficina y los pago en efectivo en el momento, etc., lo financiero coincide con lo económico. Sino NO. Lo más común es que no coincidan.

Ambos son importantes para asegurarme que tendré un negocio saludable. Con lo económico deberé determinar si gano o no dinero.  Pero, por otro lado, también debo planificar lo financiero para saber si en algún momento necesitaré pedir más dinero para llevar a cabo el negocio y de qué monto estamos hablando.

Las empresas más afectadas por temas financieros son las que compran al contado o a plazos cortos, y venden a grandes corporaciones (supermercados, marcas, etc.) que pagan a 3 o 6 meses. Esas empresas deben afrontar varios pagos antes de poder recibir el primer cobro. Para estas empresas, crecer, significa necesitar más dinero para cobrar y “bancar” hasta que entren los pagos por ese dinero.

Las empresas que venden online, suelen cobrar al contado o con medios de pago que pueden convertir en dinero rápidamente. De todos modos, no están exentas de estos problemas que suelen estar relacionados con la rotación y volumen de los inventarios.

 

Vamos a un ejemplo concreto:

Compro un producto a 20 $/u y lo vendo a 50 $/u. Para hacer esto, compro 200 productos a un proveedor abril. Ese mismo mes vendo 40, en mayo vendo 100 y en junio vendo los 60 restantes.

Lo económico me dirá que: en abril gané 40u x (50$/u-20$/u) = $1200

En mayo gané 100u x (50$/u-20$/u) =  $3000

En junio gané 60u x (50$/u-20$/u) =     $1800

Lo financiero me dirá que: en abril salieron $4000 (compra) e ingresaron $2000 (venta 40u).

En mayo ingresaron $5000 (venta 100u)

En junio ingresaron $3000 (venta 60u)

Como dije antes, lo económico muestra que ganamos dinero. A pesar de ello, lo financiero muestra que necesitamos $4000 para empezar y si no disponemos de ese dinero, el negocio no es viable.

Esto es válido para nuevas compañías como en este caso, pero también para nuevos artículos, o para recompras de mercadería y se acentúa en momentos de crecimiento donde tengo que gastar más dinero del habitual en comprar más mercadería que venderé.

Este dinero que hay que gastar en el medio se va al inventario, lo que vuelve al inventario en un punto que hay que mirar de cerca. Cuando las empresas crecen, aumenta el volumen de ventas y la cantidad de artículos ofrecidos. En estos momentos es cuando se suelen disparar los inventarios.  ¿Por qué? Porque se hacen más difíciles de controlar y las empresas, para no perder ventas (afectar el resultado económico), suelen preferir cubrirse con más mercadería.  Eso hace aumentar el nivel de stocks, lo que suele derivar en problemas financieros. Los mismos, en palabras de los empresarios, suenan como “No tengo dinero en el bolsillo” o “Yo vendo cada vez más pero eso no se refleja en la cuenta bancaria”

Para recordar:

Calcula bien tus costos y asegúrate que el negocio es rentable, pero no te confíes ya que para que el negocio sea saludable debes evitar caer en problemas financieros.

Para evitar problemas financieros planifica tus cobros y pagos. Hazte un cronograma de cuando te va a entrar y salir dinero. Asegúrate que en las fechas en que va debe salir dinero, vas a disponer de él de modo de no encontrarte con sorpresas.

Procura que tus inventarios no suban más de lo deseable. Eso va a ocasionar que te quedes sin dinero en la caja. Presta especial atención a este punto en momentos de crecimiento de la empresa (lanzamiento de nuevos productos, aumentos de ventas, al sumar personas al equipo, etc.)

Fuente: Parsimotion

 

Otros articulos relacionados: 

* 6 pasos para armar un Presupuesto Pyme. Leer aqui.

* Que es y como implementar un tablero de control en la pyme. Leer aquí.

NegociosGastosAcuerdosSistemas