El Cepo Cambiario, una Traba que “Ayuda”

Capacitación para Pymes: La capacitación absorbe algunos montos excepcionales

Medidas oficiales como el cepo cambiario, que prohíbe comprar dólares en el país, y el impedimento para algunas multinacionales de girar divisas a sus casas matrices también impactaron en el ámbito educativo, según indicaron en algunas universidades. Mientras que algunos recortan presupuestos, otros potencian sus programas. En especial, como se ha dicho, los de diseño a medida.

Mariano Bergman, subdirector de educación ejecutiva de la Universidad Di Tella, distingue un impulso que lleva a la adhesión de particulares: “Hay gente que ya se compró el auto y ve en la educación una inversión en pesos, en lugar de ahorrar en dólares a 8 pesos. Es un activo intangible”.

A nivel corporativo, afirma Alicia Caballero, directora de la Escuela de Negocios de la UCA, la capacitación absorbe algunos montos excepcionales. “Las empresas piensan antes de invertir sus fondos, porque no saben cómo evolucionará su cash flow . Son momentos volátiles, con medidas intempestivas; se necesita cintura”, describe. Y pese a los problemas que trajo aparejados, destaca que el cepo cambiario está canalizando recursos hacia la capacitación. “No es la regla, pero me lo dijeron algunas empresas: «Tenemos excedentes y no sabemos qué hacer», y deciden que es un buen año para volcarlo a la capacitación”.

“Aunque no lo plantean abiertamente -coincide Gabriel Foglia, de la UP-, al ver algunos montos puede decirse que está pasando eso.”

En la UCA y también en el IAE y San Andrés, salieron a hacer campaña al interior. “Estamos golpeando nuevas puertas. Hay plazas en las que no hay oferta, pero hay avidez. Están demandando, por ejemplo, la agroindustria, el sector metalmecánico y la industria petrolera”, precisa Caballero. Con esta última, hubo experiencias de e-learning , una opción para bajar costos.

Según Julián De Diego, las empresas de capital intensivo -petroleras, automotrices o farmacéuticas- son las más demandantes. En el extremo opuesto ubica a las compañías de servicios, donde el peso de la mano de obra es mayor.

¿A quién se capacita? Si bien es cierto que el foco se pone de mandos medios hacia arriba, la capacitación es una importante herramienta para retener talentos de la generación Y.

En Saporiti, por caso, la participación “depende de las responsabilidades del empleado o de las necesidades de su posición”, cuenta María Eugenia Córdova, gerente de RR.HH. Allí prevén invertir este año $ 1500 por operario y $ 2500 por empleado técnico-profesional, con una media de 35 horas.

Publicado en La Nación, el domingo 31 de marzo de 2013. http://www.lanacion.com.ar/1567815-el-cepo-cambiario-una-traba-que-ayuda#comentar

 

Otros articulos relacionados: 

* La capacitación: una apuesta al crecimiento de nuestra empresa a través del desarrollo de nuestra gente. Leer aquí.

* Programas de Capacitación con reintegro fiscal. Leer aquí.

Av consultores pymesCapacitaciónCostosFinanciero