Integración y foco en el cliente, claves para gestionar la cadena de abastecimiento y reducir costos

La cadena de abastecimiento incluye todas las actividades de transformación de la empresa

Es común ver en la mayoría de las Pymes que cada sector opera en forma independiente del resto, con una escasa o casi nula comunicación. Es prácticamente normal que se generen roces entre Producción y Ventas, porque Ventas “vende sin considerar los tiempos de producción y entrega”, y Producción “no es capaz de reaccionar en el tiempo que Ventas lo necesita”. Cada uno piensa en cumplir los objetivos de su sector, y cada gerencia gestiona su área en forma aislada.

Pero Compras, Producción, Ventas, Distribución forman parte de lo que llamamosla Cadenade abastecimiento o de suministros de la empresa. La gestión de esta cadena de abastecimiento es la herramienta que permite solucionar estos problemas, que afectan negativamente al resultado de la empresa.

¿Cuál es la novedad al hablar de cadena de abastecimiento?

Seguramente surge la pregunta ¿pero qué es lo novedoso de la gestión de la cadena de abastecimiento si siempre las empresas se han tenido que ocupar de gestionar sus procesos de compra, depósito, transporte, entrega y servicio al cliente?

Lo nuevo es pensar en que todas estas actividades y los sectores de la empresa operan en forma integrada ente sí, e integradas a los objetivos y la estrategia corporativa.

La cadena de abastecimiento incluye todas las actividades de transformación, desde el proveedor y la entrega de materia prima o mercadería, hasta la venta y entrega del producto al cliente final.

La forma rutinaria de operar, en la que Producción produce de acuerdo a lo comprado por Compras, sin considerar la demanda real de los clientes, lo que realmente Ventas necesita; y Ventas vende para cumplir sus objetivos sin comunicarse con Producción, es reemplazada por un forma de trabajo integrada, en la que el flujo de información, la comunicación y los procesos claros son fundamentales para garantizar esta coordinación e integración, y el cumplimento de los requerimientos de los clientes.

Al mismo tiempo, es necesario trabajar sobre una integración hacia fuera, con nuestros proveedores críticos, dejar de considerarlos una competencia para empezar a verlos como “socios”, generando lazos estrechos a largo plazo. Y también con nuestros clientes claves.

Esta nueva forma de gestionar genera en forma directa:

  • reducciones de costos,
  • mayor eficiencia interna,
  • mayor nivel de competitividad y
  • mayores ganancias. 

En qué enfocarse para tener éxito

Principalmente en el conocimiento del cliente y sus requerimientos; en contar con procesos eficientes; y en la reducción de los costos operativos, punto que va de la mano de lo anterior.

La cadena de suministros comienza y termina con el cliente. Esto implica planificar toda la actividad de la empresa, las compras, la producción y la distribución de los productos, adecuándose y respetando las demandas de los clientes.

Desde el punto de vista de costos, es donde se realizan los mejores beneficios, ya que los costos totales de la cadena de suministros pueden llegar a ser el 75% de los gastos totales de la empresa.

Cuando una empresa es capaz de entender a sus clientes y definir los procesos necesarios para satisfacerlo, seguramente podrá llegar a él con éxito. La gestión de la cadena de abastecimiento es la herramienta para poder lograrlo.

Cómo lograr esa integración

En primera instancia con la definición de los procesos claves, esto es definir qué se debe hacer, cómo y en qué tiempos. Es fundamental que estos procesos “crucen” toda la empresa, integrando las diversas funciones y sobre todo, y no es un punto menor,  que se cumplan.

Otro paso es la implementación de un flujo de información continuo que asegure que llegue la información correcta al sector que la necesita en el tiempo adecuado. En el mercado existen diversos software de gestión accesibles, que facilitan el manejo de información (ERP’s, CRM’s), pero también es posible lograr que la información fluya entre las áreas de la empresa con otro tipo de herramientas, en caso de que no sea posible acceder a un soft.

Por último, identificar un Responsable del cumplimiento de todo el proceso de cadena de abastecimiento, que garantice el nexo entre Ventas y Producción, Compras y Logística; que actúe de moderador cuando sea necesario; y que asegure el flujo de información y comunicación.

Desde AV te ayudamos a que la cadena de abastecimiento de tu empresa funcione de manera eficiente. Y con el PACC podés obtener un reintegro del costo del servicio de consultoría.

Autor: Lic. Natalia Kojundzich Especialista en Mejora de Procesos administrativos y comerciales para Pymes - en AV Consultores Pymes.

 

Si querés conocer qué es el Programa PACC accedé a este link

http://avconsultorespymes.wordpress.com/2011/11/02/conoce-el-programa-de-acceso-al-credito-y-competitividad-pyme-pacc/

 Si querés conocer más sobre como mejorar tu Cadena de Abastecimiento, contactanos a info@avconsultorespymes.com

Te invitamos a suscribirte a nuestro blog y a dejarnos tus comentarios. Compartilo con tus conocidos a través de facebook y twitter.

 

Otros articulos relacionados: 

* Captar un nuevo cliente: Captar un nuevo cliente – 5 pasos para valorar los beneficios que aportará a la empresa y asegurarse los resultados esperados. Leer aqui.

* Integración y foco en el cliente, claves para gestionar la cadena de abastecimiento y reducir costos. Leer aquí.

ProcesosGestiónAv consultores pymesPymes