Las claves de Ken Robinson para desarrollar la creatividad

Educador, escritor y conferencista británico. Doctor por la Universidad de Londres. Defendía la importancia de la creatividad para el crecimiento personal de los individuos.

Los invitamos a conocer un poco más de sus libros y charlas 

 


Les compartimos algunas de las claves de Ken Robinson para desarrollar la creatividad

 

1. Encontrar tu pasión

Para empezar a desarrollar la creatividad personal, primero hay que encontrar lo que verdaderamente nos apasiona. Es lo que Ken Robinson denomina el ‘elemento’. Este descubrimiento cambiará la vida de cada uno y permitirá dirigir las energías y las ilusiones hacia ello.

 

2. Dar importancia al elemento

Una vez descubierto, llega el momento de atribuirle valor, darle importancia. De hecho, la definición de Ken Robinson sobre la creatividad es: “el proceso de tener ideas que aporten valor”. Para Ken Robinson se debería aplicar creatividad a otros muchos aspectos de nuestras vidas porque, en definitiva, nos permite explorar nuevas vías para solucionar problemas y retos.

 

3. Educar para desarrollar la creatividad

¿Se puede enseñar creatividad? Siguiendo las concepciones de Ken Robinson, sí. O al menos se puede motivar a ser creativo. Aprender y ser creativo, en realidad, son dos procesos que se han de dar contemporáneamente. Es decir, la creatividad “no es algo lineal”, según sus palabras, y no llega cuando se han asimilado los conceptos básicos sobre una materia, sino precisamente mientras se aprenden.

 

4. Medir, analizar, ‘testear’

Para saber si se está produciendo un adecuado desarrollo de la creatividad, es importante analizar o medir sus resultados. Según Ken Robinson, “no sirve con lanzar ideas y dejar que la imaginación corra libre”, sino que conviene ‘testear’ esos progresos. Tanto de forma interior como por parte de otras personas.

 

5. Ser disciplinados

Desarrollar la creatividad no es sinónimo de caos, “no es lo opuesto al control” En lo que respecta al individuo creador, necesitará de disciplina y trabajo, principalmente para poder controlar los materiales que utilizará en su ámbito. Si no tiene un control sobre esos materiales, difícilmente su creatividad será realmente útil.

Para Ken Robinson, todas las personas pueden desarrollar creatividad, todos tienen ese potencial. Y pone un ejemplo muy ilustrativo: cuando alguien dice que una persona no sabe leer, en realidad, lo que quiere decir es que no ha aprendido a hacerlo todavía, que no ha estudiado lo suficiente, que nadie le ha enseñado. Y con la creatividad sucede lo mismo: quien asegura no ser creativo, quiere decir que no ha estudiado o practicado lo suficiente.

CoronavirusAv consultores pymesCapacitaciónComunicacionefectiva